Extintores

Tipos de extintores de incendio o matafuegos móviles o portátiles y su uso adecuado

Los extintores de incendios (también conocidos como matafuegos) son una de las herramientas fundamentales para tomar medidas inmediatas contra el inicio de un fuego que podrá transformarse en un peligroso incendio. Aquá vamos a explicar los distintos tipos de extintores que hay, para qué sirven y como usarlos.

Existen muchos tipos de extintores o instalaciones contra incendios:

  1. Sistemas fijos de extinción automática (rociadores automáticos de agua, extintores de polvo o extintores por agentes gaseosos), utilizados en zonas donde el riesgo de incendio es algo y/o los objetos o bienes de la zona cubierta son de un alto valor.
  2. Instalaciones de bombas de incendio equipadas (para mangueras de incendio). Se encuentran dentro de edificios importantes y funcionan a base de agua.
  3. Instalaciones hidrantes de incendios (para mangueras de bomberos). Similares a las anteriores, se encuentran en el exterior de los edificios, en la calle o veredas.
  4. Instalaciones de extintores móviles o matafuegos, y son de las que vamos a hablar acá, por ser los más comunes y más accesibles al público en general.

Tipos de fuego

Ante todo hay que distinguir 4 tipos distintos de fuego, identificables con las cuatro primeras letras del abecedario:

A- El fuego de materias sólidas y normalmente orgánica (madera, carbón, papel, plástico, tela, goma, etc.) donde la combustión da como resultado la formación de brasas.
B - El fuego de sólidos licuables o láquidos (combustibles láquidos como nafta o gasolina, aceite, grasa, pintura).
C - El fuego de gases (también el fuego que afecta a equipos eléctricos en algunos extintores).
D - El fuego de metales combustibles (sodio, magnesio, titanio, circonio, etc.).
D - El fuego de en presencia de corriente eléctrica.

Usualmente los extintores de incendio o matafuegos están caratulados con las letras que identifican el tipo de fuego que pueden apagar. Lo normal es que al menos sea "A, B, C", ya que estos son los tipos de fuegos más comunes.

Tipos de extintores

Los matafuegos o extintores pueden ser de los siguientes tipos, que clasificaremos de acuerdo a su efectividad ante los distintos tipos de fuego en "regularmente buenos", "bastante buenos", y "muy buenos":

  • De agua pulverizada. Muy bueno para apagar fuegos de tipo A, y regularmente bueno para los de fuego de tipo B.
  • De agua chorro. Muy bueno para apagar fuegos de tipo A únicamente.
  • De espuma fásica. Bastante bueno para apagar fuegos de tipo A y B.
  • De polvo polivalente. El más común y difundido de los matafuegos por (como su nombre lo indica) polivalencia. Sirve para apagar bastante bien fuego de tipo A, B y C.
  • De polvo seco. Muy bueno para apagar fuegos de tipo B, y bastante bueno para fuegos de tipo C y E.
  • De anhádrido carbónico. Regularmente buenos para apagar fuegos de tipo A, B y E.
  • De hidrocarburos halogenados. Regularmente buenos para apagar fuegos de tipo A y B, mejores para fuegos de tipo E.
  • Especiales para fuegos de metales. Regularmente buenos para apagar fuegos de tipo D.

El uso del matafuegos portátil o extintor móvil.

Lo más importante que hay que saber (ya que no puede deducirse de forma intuitiva al manipular un extintor) es que sirven para apagar fuegos relativamente pequeños únicamente

Por lo tanto, antes de utilizar el matafuegos, lo primero es garantizar que su vida no corre peligro. Es decir, que el fuego no es incontrolable o puede expandirse rápidamente por las caracterásticas inflamables de los materiales de la zona incendiada. En ese caso la prioridad seráa el desalojo o evacuación del lugar, que hay que apuntar a la base del fuego desde una distancia prudencial (2 o 3 metros).

Luego tiene que moverse alternativamente la manguera / boquilla de un lado a otro del mismo, y acercarse a medida que el fuego se vaya apagando. No hay que escatimar en su uso, siendo lo mejor agotarlo por completo para asegurar la extinción del incendio.

Antes de usar el extintor, hay que cerciorarse de contra qué tipo de fuego vamos a enfrentarnos. E inmediatamente después verificar que el matafuegos que tenemos disponible es apto para apagarlo (lo cual viene anotado en la etiqueta del mismo). Lo ideal, por supuesto, es saber de antemano qué tipo de extintor es el nuestro, asá actuaremos con mayor celeridad.

Generalmente los matafuegos vienen con un seguro que habrá que retirar para poder accionar la palanca que permita la salida del agente extintor. Antes habrá que revisar rápidamente si la presión del mismo está dentro de los lámites normales. Una vez usado el extintor, habrá que asegurarse de recargarlo, o que las personas encargadas de ello estén al tanto, asá estará listo para ayudar frente a otra emergencia.

Está aquí: Inicio :: Extintores

Empresas colaboradoras

Nuestras Ofertas